60 años de historia

Una larga historia en pocas palabras.

Cuando el sacerdote jesuita José María Velaz se encontraba trabajando en la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas, quiso que los estudiantes palparan la miseria en la que vivían muchos de sus hermanos y para eso los llevaba a los barrios más pobres de la ciudad a enseñar catecismo y a repartir ropa y comida. Vélaz, que consideraba a la educación como la mayor fuerza transformadora del mundo, pensaba que la falta de educación era la causa principal de la marginalidad y de la miseria. Junto a sus alumnos se dio cuenta de que para que su acción fuera eficaz, tenía que incluir la educación para todas esas personas y entonces empieza a pensar en fundar escuelas.

El 5 de marzo de 1955 se abrieron las puertas de la primera escuela de Fe y Alegría en un barrio marginal del oeste de la ciudad de Caracas, gracias a la generosidad de Abraham Reyes, un humilde albañil que  junto a su esposa Patricia, cedió su propia vivienda para acoger a los niños de la zona. Así nació Fe y Alegría: en una casa regalada con 100 niños sentados en bloques sobre el suelo.

Luego de extenderse exitosamente por Venezuela, la idea fue germinando en otros países de Latinoamérica donde Fe y Alegría se ha convertido en un aliado estratégico de los Estados en materia de educación pública. También ha recibido premios de organismos internacionales como el BID, es consultor permanente de UNESCO y de UNICEF en materia educativa y en el 2011 fue designada con el estatus especial de carácter consultivo del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC).

Fe y Alegría Uruguay Movimiento de Educación Popular Integral y Promoción Social © 2017 - Todos los derechos reservados
Circo